Recibir tu boletines semana a semana y entérate como evoluciona tu bebé register al sitio.

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Vigilar a tu bebé

Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en print

Vigilar a tu bebé, aspectos clave de los primeros días después del nacimiento de tu bebé.

Que tú bebe goce de buena salud depende en gran medida de la alimentación durante el embarazo. Dentro de este proceso, es importante vigilar ciertos comportamientos de tu bebé, que podrían indicar un problema en el amamantamiento.

Coloración en la piel:

un 90% de los recién nacidos pueden tener un tinte amarillo en la piel que aparece a partir del segundo día de vida y desaparece progresivamente en la primera semana con exposición a la luz solar.

Ritmo de respiración:

Debe estar entre 40 y 60 veces por minuto.

Llanto:

Los recién nacidos lloran regularmente por hambre, pero también puede ser que lo hagan por frío, humedad del pañal o cuando tienen gases.

Deposición:

El número de deposiciones es casi igual al número de veces que se alimenta el bebé. Inicialmente son de color verde negruzco (meconio). Después de la primera semana se tornan amarillas grumosas (similar a diarrea). Al final del primer mes de vida, hay entre una y tres deposiciones por día.

Alimentación:

Debes buscar un ambiente tranquilo y una posición cómoda que te permita la lactancia materna, que debe iniciarse tan pronto como sea posible y a libre demanda, o sea, lo que pida el bebé. Debido al poco volumen inicial, el recién nacido debe ser alimentado entre 10 y 12 veces al día con el fin de brindar el aporte de nutrientes necesarios y disminuir el riesgo de presentación de ictericia.

Vigilar la temperatura de tu bebé:

El recién nacido debe permanecer en un ambiente de temperatura cómoda y estable; esto le permitirá un crecimiento adecuado y un buen control del patrón respiratorio. En los recién nacidos prematuros o con peso inferior a 2.000 gramos se recomienda el contacto piel a piel con la mamá, ‘técnica madre canguro’, ya que le evitará un mayor consumo de sus pocas reservas y pérdida de calorías al generar calor.

Chequeo médico:

Después de salir de la clínica, es ideal hacer esa primera revisión entre el tercer y quinto día de vida para evaluar la técnica de alimentación, el control del peso, la interrelación madre-hijo, la coloración de la piel, los resultados del tamizaje de TSH (hormona tiroidea) para descartar hipotiroidismo congénito y reforzar aspectos de puericultura que permitirán un manejo más seguro del recién nacido.

 

Cuándo ir a urgencias con tu bebé

  • Llanto incontrolable: verifica que no es por hambre y cambia el pañal si está húmedo. Consulta cuando además de lo anterior tengas que carga a tu bebé, acariciarlo, hablarle y calentarlo y no logres consolarlo.
  • Coloración: se debe consultar al médico cuando el color de piel se torna amarillo o azulado (cianosis), hay palidez y esta se relaciona con la dificultad para respirar o con sudoración excesiva durante la alimentación.
  • Rechazo, vómito o intolerancia a la leche materna.
  • Irritabilidad o somnolencia: el cambio en los hábitos diarios del recién nacido en relación a su actividad deben considerarse una alerta.
  • Tanto el llanto permanente con la presencia o no de quejido, como el llanto débil y la falta de actividad son signos para evaluación médica.
  • Fiebre: debe ser consultada, una vez se descarte exceso de abrigo.
  • Distensión abdominal acompañada de ausencia de deposición.
  • Orina escasa: menos de tres micciones por día, medidas por el número de pañales cambiados, aproximadamente un pañal por micción.
  • Secreción, mal olor, enrojecimiento y sensibilidad de la piel alrededor del ombligo.

 

Cosas que debes evitar

  • Utilizar colchones blandos o almohadas en la cuna donde duerme tu bebé.
  • Colocar a tu niño en decúbito ventral (boca abajo) para dormir.
  • Fumar en el área donde habita tu recién nacido.
  • El contacto con personas que tengan infección respiratoria aguda.

Finalmente, recuerda que vigilar a tu bebé es un proceso que permite generar una conexión única entre ambos, toma este proceso con  conciencia, siempre de la mano de un profesional que pueda guiarte y darte tips para que este todo en orden.

Te puede interesar

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

Tú doctor a un click, resuelve tus dudas con un doctor especialista.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Ahora completa la información de tu perfil profesional para que puedas comenzar a subir tus contenidos en la plataforma y así acercarte a las familias aportándoles información relevante. También puedes ser parte de nuestra plataforma de consultas online de “Preguntale al experto”, llenando todos tus datos.

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.