¡Pum, pum, pum, pum! Ya puedes sentir los latidos de tu bebé. Pregúntale al médico.

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > 1er mes de bebé > Cuidado de la piel durante la lactancia materna

Cuidado de la piel durante la lactancia materna

Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email

El cuidado de la piel durante la lactancia materna debe ser incluso mayor que el que se tuvo durante el embarazo. La piel debe mantenerse hidratada con cremas lubricantes que garanticen que la humectación durará todo el día.

El cuidado de la piel es primordial, ya que es uno de los órganos más importantes del cuerpo. Antes, durante y después del embarazo, así como en el período de la lactancia materna la madre debe ser muy estricta en cumplir rutinas que le ayuden a cuidar su cuerpo.

A nivel fisiológico la mujer experimenta diversos cambios que la preparan para el período de lactancia, el más evidente es la elevación de la hormona de la prolactina, que es la responsable de la producción de leche, incluso antes del parto. Igualmente, está comprobado que las mujeres lactantes tienen menos riesgos de presentar cáncer de seno a futuro.

No obstante, estos cambios fisiológicos también pueden traer consigo cambios en la piel, que requieren de algunos cuidados para mantenerla en las mejores condiciones posibles.

Durante la lactancia materna es importante mantener e incluso incrementar los cuidados de la piel que se tuvieron durante el embarazo, ya que durante la etapa de gestación la mujer almacena gran cantidad de líquido; una vez se produce el parto ese líquido comienza a ser evacuado y por lo tanto la piel, que se ha estirado para permitir se acumule esa agua, puede deshidratarse y tornarse flácida.

Recomendaciones para el cuidado de la piel durante la lactancia materna

  • Lo primero es especificar que la lactancia no tiene ninguna contraindicación con los tratamientos de belleza o cosméticos en términos generales, siempre cuidando que no contengan ninguna sustancia que pueda transmitirse al bebé a través de la leche materna y causarle algún daño.
  • El ejercicio temprano es fundamental para recuperar la tonificación de la piel.
  • Cuidar la ingesta de alimentos, ya que después del embarazo es normal tener más apetito o querer consumir más calorías. No se recomienda una dieta, ya que puede afectar el proceso de lactancia; pero sí cuidar el consumo de grasas y harinas y aumentar la ingesta proteínas.
  • La piel debe permanecer lo más hidratada posible, para ello es importante usar cremas que contengan sustancias como las acuaporinas que permiten que la humedad de la piel permanezca durante todo el día, ya que penetra las capas más profundas de la piel, guardando humedad y haciéndola emerger a lo largo del día a los estratos más superficiales de la piel.
  • Las estrías que ya aparecieron no son fáciles de quitar y nunca desaparecerán en un 100%; pero sí se pueden mitigar con la lubricación adecuada, generosa y permanente de la piel.
  • Evitar el exceso de sol y utilizar protector solar.
  • La ingesta de agua es fundamental, porque esa agua va a todo el cuerpo, incluida la piel.

¿Flacidez o senos caídos por la lactancia materna?

No existe un fundamento o relación directa, entre los senos caídos o flácidez y la lactancia materna. Las mujeres con senos grandes observarán que los pechos tienden a caerse un poco, al disminuir su tamaño; pero también es cierto que en otros casos mujeres que han lactado a varios hijos y la apariencia de sus senos se mantiene igual.

No obstante, existen ejercicios ideales para fortalecer los músculos pectorales, que son los que sostienen los senos, y que por lo tanto ayudarán a evitar la flacidez.

 

David Vásquez Awad

Ginecólogo

vasconia12008@gmail.com

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

¡Consulta Médica!

Conoce nuestra nueva plataforma, y enamórate de un servicio hecho para ti y tu bebé.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Ahora completa la información de tu perfil profesional para que puedas comenzar a subir tus contenidos en la plataforma y así acercarte a las familias aportándoles información relevante. También puedes ser parte de nuestra plataforma de consultas online de “Preguntale al experto”, llenando todos tus datos.

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.