Tu bebé hace los días más largos y las noches más cortas, ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que estas embarazada?

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > Lactancia materna, mitos y realidades

Lactancia materna, mitos y realidades

Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en print

No hay duda que la leche materna es el mejor alimento que puedes darle a tu bebé; Sin embargo, la lactancia materna es uno de los temas que más preocupan. Entérate sobre cuáles son los mitos y realidades de amamantar.

 

 

 

Lactancia materna, realidades

  • Desde que hay bebés en el mundo existe la leche materna, aportando los nutrientes básicos y esenciales que los pequeños necesitan. 
  • La lactancia materna es, por muchísimas razones, la mejor alternativa para el bebé en cuanto le proporciona los elementos adecuados para su óptimo crecimiento y desarrollo.
  • Crea una muy estrecha unión amorosa del binomio madre-hijo y aporta una gran cantidad de elementos adicionales como por ejemplo los anticuerpos, que protegen al bebé de infecciones y enfermedades.
  • La lactancia materna debe ser exclusiva durante los primeros seis meses de la vida del bebé. Podemos asegurar que la leche materna  es suficiente alimentación y no se requiere de complementos adicionales en dicho periodo de tiempo.
  • Si por alguna razón la madre no produce  la cantidad adecuada de leche materna o no puede amamantar al bebé, -lo cual es perfectamente factible-, existen otras opciones adicionales que se le pueden suministrar para completarle sus necesidades, las cuales pueden ser acordados con tu pediatra.

 

Lactancia materna, mitos

No es cierto que cundo no es factible la lactancia materna todo está perdido y las posibilidades de estos bebés son mucho menores a las de aquellos que sí son amamantados por sus madres. Existen casos en que por cuestiones de salud o de naturaleza de la mujer, no pueden amamantar a sus hijos.  Para estas situaciones se deben crear artificialmente los elementos suficientes y adecuados para llenar todos los requisitos que ofrece la leche materna.

 

 

                                    

Lactancia materna, consejos

La lactancia materna, definitivamente debe tomarse como la mejor opción,  por convicción y no por obligación. La madre debe ser consciente que amamantar a su bebé puede   significar un niño desarrollado en condiciones adecuadas para el futuro.

El proceso de la lactancia debe  hacerse con los cuidados adecuados y en las condiciones apropiadas para lograr los mejores resultados. Aquí te daremos algunos consejos para lograrlo:

  • Cuando estés lactando a tu bebé no debes tener ninguna labor pendiente, el centro de atención debe ser tu hijo y el momento debe ser de total tranquilidad.
  • Es recomendable que te laves muy bien las manos y te hagas un aseo suave del seno, el pezón y alrededores  antes de iniciar la lactancia materna; lo anterior evitará que el bebé tenga contacto con elementos no convenientes.
  • En términos generales recomendamos que  estés cómodamente sentada con tus codos apoyados en los brazos de un asiento adecuado o en algún lugar que te permita movilizar al bebé con facilidad y seguridad.
  • El bebé no debe estar acostado, sus nalgas deben estar más abajo que su cuerpo generando un desnivel adecuado para que la leche materna pueda bajar al estómago, evitando así el reflujo y otro tipo de problemas.
  • Si es inevitable que estés acostada, lo debes hacer estando de lado y con una inclinación tal, que evites que las nalgas y la cara del bebé se encuentren en el mismo nivel. 

 

 

 

Dr. Leon Jairo Londono
Pediatra, puericultor
Editor de la Revista Pediatria de la SCP por 19 anos

 

 

Te puede interesar

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

🟢Nuestros médicos están en línea

Tú doctor a un click, resuelve tus dudas con un doctor especialista.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Ahora completa la información de tu perfil profesional para que puedas comenzar a subir tus contenidos en la plataforma y así acercarte a las familias aportándoles información relevante. También puedes ser parte de nuestra plataforma de consultas online de “Preguntale al experto”, llenando todos tus datos.

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.