Mamá tu alimentación es muy importante, mantén una dieta saludable

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > Entradas de blog expertos > Nutrientes esenciales en la formación de mi bebé

Nutrientes esenciales en la formación de mi bebé

Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en print

El embarazo es una etapa en la vida de la mujer durante la cual no sólo debe cumplir con sus necesidades alimenticias, sino que debe también cumplir con los requerimientos nutricionales del bebé  en formación.

El bebé en desarrollo requiere de un sin número de nutrientes para la formación de tejidos durante el primer trimestre del embarazo.

Estas sustancias son tomadas directamente de la circulación materna y pasan a través de la placenta para llegar al feto.

Cuales son los principales nutrientes implicados en el desarrollo del bebé

Proteínas

Las necesidades de proteínas aumentan con el crecimiento de tejidos maternos y fetales, que se aceleran a partir del segundo mes de gestación.

Las  proteínas representan entre el 15 y 25% del aporte calórico total, principalmente a partir de proteínas de alto valor biológico, (proteína de origen animal) las cuales brindan un aporte significativo de aminoácidos esenciales.

Grasas

De gran importancia no solo como fuente energética y de ácidos grasos esenciales, sino también para facilitar el transporte de las vitaminas liposolubles.

Se debe asegurar un adecuado consumo de ácidos grasos poliinsaturados, incluyendo los ácidos linoléico y  linolénico, los  cuales se encuentran principalmente en el aceite de semillas, yema de huevo, carne, pescado y mariscos.

El  colesterol también forma parte importante de la formación  del cerebro y de la mielina. Uno de los alimentos que más lo contiene es la yema del huevo,  lo  que lo convierte  en un alimento recomendable para la gestante.

Carbohidratos

Se estima que aportan entre 50 y 70% de la energía dietaria.

Es importante que los alimentos sean ricos en carbohidratos complejos (almidones y fibra) y menos del 10% en forma de azúcares simples.

Las principales fuentes de carbohidratos complejos son cereales como quinua, arroz, maíz; tubérculos como la papa, camote, yuca; las leguminosas como lentejas, frijol, garbanzos.

Fibra dietaria

Los  niveles elevados de progesterona en el embarazo incrementan la presencia de síntomas como las náuseas, los vómitos, la pirosis posprandial y el estreñimiento. El consumo de alimentos ricos en fibra y el incremento del consumo de agua, estimulan la evacuación intestinal.

Los alimentos ricos en fibra dietaria son las verduras y frutas crudas; los cereales y leguminosas con sus envolturas o cáscaras.

Hierro

La OMS recomienda la suplementación diaria con hierro durante el embarazo.

La deficiencia de hierro está asociada con parto prematuro,  peso bajo al nacer y mayor riesgo de la  mortalidad materna.

Los alimentos con alta biodisponibilidad de hierro son las vísceras rojas, carnes rojas, pescado, pollo;  y las  de baja biodisponibilidad son las leguminosas.

Calcio

Durante el embarazo se producen modificaciones que ayudan a satisfacer las necesidades de calcio por parte del feto

Existen evidencias de que el déficit de calcio se asocia con un mayor riesgo de hipertensión y parto prematuro.

El aporte extra de calcio durante el embrazo idealmente debería ser cubierto con productos lácteos, en lugar  de suplementos  medicamentosos.

Las fuentes de calcio son principalmente los productos lácteos.

En embarazadas con intolerancia a la leche por déficit de lactosa se recomienda el queso.

 Zinc

La ingesta insuficiente de zinc está asociada con peso bajo al nacer y parto prematuro.

Los alimentos ricos de este mineral son principalmente mariscos, carnes, vísceras rojas, huevos y cereales integrales.

Vitamina D

Es esencial en el metabolismo del calcio. La placenta produce vitamina D que favorece el transporte transplacentario del calcio.

La principal fuente de esta vitamina es la  luz  solar,  por lo que, con la  exposición  regular al sol, se puede aportar cantidades suficientes.

Hay  pocos  alimentos  fuentes  naturales  ricas  en vitamina D, como los pescados grasos y la yema del  huevo;  también  se  encuentra  en  la  leche.

Ácido fólico

La  deficiencia de ácido fólico durante el período temprano del embarazo está asociada con la incidencia  incrementada de defectos del tubo neural y con anormalidades cardíacas congénitas.

Se considera que toda mujer que está planeando un embarazo debería tomar suplementos de ácido fólico al menos un mes  antes de la gestación y durante los tres meses siguientes, en un embarazo planificado.

Sus principales fuentes son carnes y vísceras rojas, pescados, yema de huevo, leguminosas, hojas verde oscuras, brócoli, maní.

Recomendaciones dietarias en el embarazo 

1.  Asegurar  el  consumo  adecuado  de  energía que aporte un adecuado incremento de peso según  el  peso  previo al embarazo.

2. Asegurar el consumo diario de alimentos de origen animal fuentes de hierro, ácido fólico, calcio, vitamina A y zinc.

3. Promover el consumo diario de frutas y verduras.  Las frutas y verduras tienen fibra que ayuda a corregir el estreñimiento de la materna.

4. La gestante debe tener tres comidas principales al día más una porción. adicional, que puede tener la  siguiente distribución calórica: desayuno (20%), almuerzo (45%), cena (20%) y merienda o colación (15%).

5. Evitar el consumo de café, gaseosas, golosinas, durante la gestación.

La cafeína en exceso mas de 3 tazas al dia cruza fácilmente la barrera placentaria y puede interferir en el crecimiento y desarrollo de las células fetales. por lo que se recomienda limitar su consumo a no más de 1 taza al día.

Las gaseosas, golosinas y dulces pueden conllevar a un exagerado incremento de peso; además, no son considerados alimentos saludables.

Recordar que la alimentación saludable va de la mano con promover la actividad física en la mujer gestante, cuando así lo amerite, y evitar el uso de cigarro y la ingesta de alcohol y otras drogas durante la gestación.

 

Te puede interesar

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

¿Qué tipo de usuario eres?

Tú doctor a un click, resuelve tus dudas con un doctor especialista.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

“Ve a tu correo electrónico y confirma tu email”

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.