¿Prueba de sangre o prueba de orina? Una positiva y la otra negativa, ve donde el médico

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > Entradas de blog > Bebé de 0-1 > Consejos prácticos > Nuestro proceso con la alimentación complementaria

Nuestro proceso con la alimentación complementaria

Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en print

Desde chica tengo un trauma con la comida. Me obligaban a comerme todo lo que estaba en el plato (platos gigantes con porciones para adultos). Muchas veces terminé llorando en la mesa, con el estómago a punto de explotar, intentando terminar la comida porque “hay niños que se mueren de hambre en el mundo, no seas mal agradecida”. Y así la comida se volvió una “obligación”. Con hambre o no el plato siempre debía quedar vacío.
Eso me llevó a tener una relación de amor y odio con la comida. Ahogar mis penas con chatarra y a tener pésimos hábitos alimenticios.

Cuando nació Max salieron a flote todos mis temores, incluyendo la comida. Me dije a mi misma que haría todo lo posible para que Max amara la comida y amara su cuerpo lo suficiente como para cuidarlo.

Max come poco, lo justo y necesario. Es lo que su cuerpo pide, lo que su estómago permite y lo que su paladar disfruta. Y mis años de sufrimiento con la comida me dicen que jamás lo obligue a comer, porque merece respeto, merece que lo escuche y que sepa que su voz es valida como la mía.

Quizás alguien lo encuentre “extremo”, que hay cosas que debe comer, que tendré que obligarlo para que las coma.
Y si, comerá lo que necesita y lo que es bueno para él porque quiere, sin lagrimas y sin obligaciones, porque cuando hay amor y respeto las cosas salen mejor ❤

Te puede interesar

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

🟢Nuestros médicos están en línea

Tú doctor a un click, resuelve tus dudas con un doctor especialista.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Ahora completa la información de tu perfil profesional para que puedas comenzar a subir tus contenidos en la plataforma y así acercarte a las familias aportándoles información relevante. También puedes ser parte de nuestra plataforma de consultas online de “Preguntale al experto”, llenando todos tus datos.

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.