Cada momento con tu bebé te llena de amor, ternura y felicidad.

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > Entradas de blog > Niño de 1-3 > Desarrollo del niño > Odontologia: el dedo y el chupete

Odontologia: el dedo y el chupete

Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en print

Los hábitos como el chupete y el dedo se denominan hábitos de succión no nutritiva (como si lo es el pecho materno)
La succión es una función instintiva y refleja del recién nacido.
Estos hábitos en los primeros años son considerados normales porque se asocian a la necesidad de satisfacción afectiva y de seguridad.
Sin embargo, la succión está programada para ejercer sólo durante un periodo de tiempo determinado y luego extinguirse progresivamente a medida que aparecen los dientes de leche y el niño adquiere un patrón de alimentación masticador y deja atrás un patrón succionador.
Las secuelas de succión prolongada (más allá de los 2 años)
– Maloclusiones
– Incorrecta relación entre el maxilar y la mandíbula
– Mordida abierta anterior
– Mordidas cruzadas posteriores.
Son patologías multifactoriales, razón por la cual los efectos del hábito prolongado varían de acuerdo a la duración, frecuencia e intensidad, musculatura facial, predisposición genética, etc.
Por lo que no es igual en todos los niños, ni tampoco el tratamiento

Todo niño debería cesar el hábito alrededor de los 18 meses (máximo 24 meses) para lograr así reducir el riesgo de secuelas,las cuales pueden persistir hasta su dentición permanente.

Y todo niño mayor de 3 años que persista con un hábito o presente una maloclusión dentaria temprana, debe ser referido a un odontopediatra u ortodoncista para informar acerca de las consecuencias y determinar la necesidad de tratamiento, con el fin de evitar maloclusiones esqueléticas mayores.

Te puede interesar

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

Tú doctor a un click, resuelve tus dudas con un doctor especialista.

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

“Ve a tu correo electrónico y confirma tu email”

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.